Para leer ahora

Un libro perdido en la selva

5 abr 2017
Por

Leerlo resulta fácil. Aunque maneja términos complejos y dialoga con la filosofía, está escrito en un lenguaje diáfano, sencillo, comprensible para cualquier lector. Lo difícil fue encontrarlo. No porque se hubiese agotado en una librería. De hecho, no es difícil encontrar la edición realizada por Ocean Sur. Lo complejo, lo prácticamente imposible, fue encontrar el manuscrito original en plena selva colombiana.

Un pequeño grupo de guerrilleros recorría esa parte inhóspita de la selva colombiana. Corría el año 2005. El camino los llevo hasta «un viejo y desvencijado habitáculo de madera con un candado pegado a lo que en otros tiempos debió ser una puerta». Sin entrar, los guerrilleros registraron el hallazgo y continuaron a cumplir la misión que llevaban. Hubo que esperar otros dos años para que el Estado Mayor del Bloque Oriental de las FARC-EP decidiera ir hasta aquel lugar.

Como si fuese una especie de museo silvestre, en la casucha olvidaba encontraron libros, documentos, casetes, recortes de prensa, videocasetes y revistas.

«En una primera revisión, entre los muchos documentos rescatados del olvido, nos topamos con un texto mecanografiado con el sugestivo título de Trabajo y pensamiento. Una rápida repasada a las primeras hojas, que en algunas de sus partes literalmente se deshacían entre las manos, nos permitió entender que se trataba de un texto de materialismo dialéctico. Las anotaciones manuscritas al margen de algunas hojas, de puño y letra del camarada Jacobo, nos llevaron a comprender que se trataba de un borrador. Algunas de las anotaciones eran del siguiente tenor: “desarrollar más esta idea”; “esto no va”; “ampliar la explicación”. A lo largo de la lectura de esas primeras páginas llegamos a creer que era un texto escrito por el camarada Jacobo; sin embargo, al llegar a la segunda parte nos encontramos con el nombre de Nicolás Buenaventura como autor del texto, lo que nos llevó a la conclusión, dadas las anotaciones de puño y letra del camarada Jacobo, de que era un texto redactado a cuatro manos por dos veteranos dirigentes revolucionarios», así cuenta el prólogo del libro.

¿Por cuánto tiempo habría permanecido escondido semejante material histórico? Cuentan que fue en agosto de 1990, unos días después de la muerte de Jacobo Arenas, quien falleció de un infarto en momentos en que participaba en una reunión del Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP, que Manuel Marulanda, ordenó la construcción de una pequeña habitación de madera para dejar allí el invaluable material que guardaba Jacobo, el cual contenía buena parte de la historia de las FARC-EP.

¿Por qué hubo que esperar 17 años para desempolvar este libro? Después del ataque a Casa Verde, área donde estaba asentada la dirección de las FARC, hubo que abandonar el lugar y se perdió la ubicación exacta del escondrijo.

Una vez en poder de las FARC-EP y con el visto bueno de la dirección del Partido Comunista se decide publicarlo, respetando el nombre con el que fue concebido. Trabajo y pensamiento, con un lenguaje fluido y sencillo, constituye un importante material pedagógico que ha sido transcrito respetando enteramente su integralidad. Sus reflexiones constituyen el legado de dos veteranos, inigualables pedagogos populares y maestros formadores de generaciones enteras de cuadros comunistas.

El libro comienza conceptualizando categorías como comunidad, trabajo humano, Revolución Industrial, pensamiento. También discierne entre la lógica formal y la lógica dialéctica, profundiza en la filosofía clásica alemana, comenta los aportes realizados por Hegel, explica en tono ameno las leyes de la dialéctica, pone ejemplos de cómo es entendido por los autores el materialismo dialéctico y las tesis de Feuerbach, entre otros aspectos que hacen del libro un material de consulta filosófica.  

Por último, es necesario preguntarse: ¿Quiénes fueron sus autores? Creemos que este es otro valor que tiene el volumen.

Jacobo Arenas (seudónimo escogido por Luís Morantes, para proteger su identidad de militante clandestino) era miembro del Partido Comunista cuando se une a la resistencia campesina en la región de Marquetalia y es, junto a Manuel Marulanda, el más grande protagonista de la epopeya de resistencia de las FARC-EP. Escribió diversos textos en los que aborda los temas de la guerra y la paz. Su primer trabajo, Diario de la Resistencia de Marquetalia, es un vivido testimonio de los inicios de la lucha guerrillera a partir del 27 de mayo de 1964. Cese el Fuego; Paz Amigos y Enemigos; Vicisitudes del Proceso de Paz; y Correspondencia Secreta del Proceso de Paz, son textos obligados para quienes deseen entender la visión de las FARC-EP en los diálogos de paz.

Nicolás Buenaventura fue investigador social, historiador, educador popular y militante del Partido Comunista Colombiano. Realizó estudios pioneros sobre historia colonial, historia agraria y sociología del trabajo. Siempre estuvo estrechamente vinculado a los sectores populares y a las reivindicaciones democráticas. Durante la década de 1990 se alejó de la militancia comunista pero no por ello de la educación popular y la lucha por la solución política al conflicto. Fue profesor en la Universidad Santiago de Cali, la Universidad Pedagógica Nacional y el SENA. Fue un activo promotor de los valores de la paz y la democracia entre los jóvenes de Colombia.

Que ambos autores hubiesen hecho coincidir puntos de vista comunes en esta obra, permitió que Trabajo y pensamiento, a pesar de ser un libro perdido en la selva durante 17 años, se edite hoy y sea en sí mismo, una obra que conserva intacta su vigencia.

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar