Actualidad

De muchachos a Comandantes

18 jul 2017
Por

Las editoriales Ocean Sur y La Fogata presentaron en fecha reciente el libro ¡Papá, son los muchachos! Así nació el Ejército de Liberación Nacional en Colombia, que cuenta los primeros momentos del grupo guerrillero colombiano.

Inmersos, al igual que las FARC-EP, en los procesos de diálogos por la paz, los Comandantes Nicolás Bautista y Antonio García consideran de suma importancia dar a conocer lo que ha sido la historia de su movimiento revolucionario.

En declaraciones exclusivas a Contexto Latinoamericano, el Comandante Nicolás explicó: «Comencé a escribir este libro con el propósito de que fuese un retrato, lo más objetivo posible, de la realidad que viví al hacerme guerrillero en 1964. El libro es eso, un retrato para quien quiera saber qué pasó, cómo se vivió ese momento y cómo fueron aquellos primeros años. Hice un gran esfuerzo por ser profundamente objetivo porque pienso que la historia exige realismo, objetividad, no barnizar los problemas ni hacer más abultados de la cuenta los asuntos que hay que resaltar. Es un esfuerzo que, en la medida que yo iba trabajando, Antonio me iba ayudando a buscar que ese retrato fuese lo más nítido posible y con ese criterio se le hicieron los complementos necesarios luego de los primeros borradores».

Por su parte, el Comandante Antonio refirió: «Es un trabajo que adelantamos con el Comandante Nicolás desde hace 10 años, con la suerte de que él tiene muy fresca toda la historia del ELN. La gran virtud que tiene ese trabajo es poder utilizar los ojos, la mirada de Nicolás a los 13 años, y que a través de ella podamos ver lo que fue aconteciendo en un presente que va evolucionando y en el que se va configurando el grupo guerrillero que participa directamente en la lucha de Colombia. Esa es la particularidad y la riqueza del trabajo mancomunado con él: fuimos narrando y reconstruyendo los hechos, pero usando los ojos de él, un combatiente de 13 años. Lo que se cuenta es lo que él ve, aunque también involucramos a otros protagonistas que logramos entrevistar y que fueron los que hicieron nacer nuestra organización».

Aunque bien se dice que la historia la suelen escribir los vencedores, en opinión de Nicolás: «nosotros ni somos vencedores ni somos vencidos». La intención es, desde la fuente auténtica, hacer un relato que describa la realidad, porque desafortunadamente de ese momento inicial han escrito nuestros adversarios y gente que sin conocer la historia se ha atrevido a decir asuntos muy delicados. Con la historia hay que ser rigurosos, hay que ser justos, porque es una responsabilidad con el futuro y con el presente».

Y agregó: «El afán por rescatar los primeros años del ELN es la razón que me llevó a escribir el libro. En esta primera parte se narra hasta que muere Camilo Torres. Ahí entonces debería empezar un segundo volumen que cuente los sucesos hasta la incorporación de los sacerdotes españoles. Después un tercer libro desde 1969 hasta una de las derrotas militares más fuertes que sufrimos, donde fue aniquilada la mayor columna guerrillera y mueren los comandantes Manuel Vázquez y Antonio Vázquez».

Según comentó Antonio, el libro es resultado de muchas voces y de múltiples historias. Sobre el título dijo: «Hay un relato en el que la hermana de Nicolás identifica de quiénes hablan en la radio. Mientras que la propaganda que hacen las emisoras del gobierno incrimina al Ejército de Liberación Nacional y los describe como bandidos, ella corre a decirle al padre: ¡Papá, son los muchachos!, y le muestra el pañuelo que le dejó su novio. Desde ahí queda claro quiénes eran los que se habían alzado en armas, la juventud colombiana, toda una generación que simboliza y sintetiza la lucha de esa región, pero también de toda Colombia».

 

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar