Para leer ahora

Volver sobre la historia nunca será redundante

27 nov 2020
Por

A algunas personas les cuesta trabajo entender por qué a pesar de las carencias económicas, del bloqueo impuesto por Estados Unidos, de las agresiones terroristas que ha sufrido Cuba, la inmensa mayoría del pueblo cubano defiende el proceso histórico, social y cultural que hemos construido como nación a partir de 1959, y al que llamamos Revolución Cubana.

Nuestros abuelos lo entendían mejor. Ellos vivieron y sufrieron en carne propia los horrores de la dictadura de Batista, horrores que se traducían en desalojar a los campesinos, en torturar a las personas que pensaban diferente, sacarle los ojos y las uñas, cortarle los testículos a los hombres, violar a las mujeres o asesinar en plena calle a jóvenes que se enfrentaban al régimen.

Cuba pagaría muy caro el deseo colectivo de ser una nación soberana, nunca sumisa a ninguna administración yanqui. Nuestros padres sufrieron la invasión mercenaria, sabotajes a tiendas, círculos infantiles y a aviones en pleno vuelo, crímenes protagonizados por bandas de asesinos armados, entrenados y asesorados por la CIA; fueron años muy difíciles y en los que murieron injustamente muchas personas. La mayoría de los planes se orquestaban en Estados Unidos donde emigrados cubanos, la Mafia y los servicios de inteligencia habían decidido derrocar al gobierno cubano al precio que fuese necesario, y donde las vidas de nuestros tíos, primos o abuelos fueron solo daños colaterales.

Afortunadamente, del lado de acá, miles de hombres y mujeres decidieron enfrentar tanto odio. Algunos, como Fabián Escalante Font, desde los Servicios de Inteligencia cubanos debieron investigar, alertar, prevenir y neutralizar gran parte de esos planes criminales. Además de ser protagonista directo de muchos de estos acontecimientos, Fabián —quien en fecha reciente celebró su ochenta cumpleaños— ha investigado, sistematizado y publicado información valiosísima sobre los obstáculos que ha debido sortear la Revolución Cubana, y cuáles han sido los protagonistas y las motivaciones de los enemigos de la revolución.

Las editoriales Ocean Press y Ocean Sur han tenido la oportunidad de publicar gran parte de su obra. Los planes de atentados contra Fidel Castro, detalles desclasificados de operaciones encubiertas como Mangosta, Pluto o Patty, las patrañas para vincular a Cuba con el asesinato de John F. Kennedy, son temas ampliamente investigados por el autor y divulgados por los mencionados sellos editoriales.

En estos momentos, se presenta en La Habana, el volumen Revolución y contrarrevolución en Cuba. Seis décadas de historia en ensayos, un libro que desmonta el accionar contrarrevolucionario contra el socialismo en la Isla, y desenmascara a quienes han sido sus principales instigadores.

«Contrario a lo que pudiera pensarse al leer el título de este libro, no es esta la historia de dos tendencias o grupos que luchan al interior de un país, sino el recorrido a lo largo de casi sesenta años por los emprendimientos, casi siempre poco conocidos, con que los aparatos de inteligencia y subversión del país más poderoso de todos los tiempos fracasaron en modificar el curso de los acontecimientos en Cuba», explica el prologuista de la obra, Iroel Sánchez, y agrega: «es un recorrido, bien documentado, y muchas veces desde el interior de los acontecimientos».

De un lado: violencia, bombas, terrorismo, sabotajes, asesinos por contrato, mafiosos, magnicidios, emboscadas; del otro, valentía, inteligencia, análisis, participación popular y patriotismo. Ingredientes que vuelven a esta compilación de ensayos en lo que podría ser una apasionante novela policiaca si no tuviéramos la certeza de que narra hechos que, absolutamente, se apegan a la realidad.

Fabián Escalante Font, además de ser uno de los tantos protagonistas de la historia reciente de Cuba, ha comprendido el valor de contarla. Es un revolucionario que no ha dejado de combatir, ya sea con las armas o con las ideas, en Cuba y fuera de ella, incluyendo los nuevos escenarios que han surgido en el entorno digital. A su condición de escritor e investigador, se le suma el privilegio de haber sido jefe del Departamento de la Seguridad del Estado en Cuba y acumular una distinguida hoja de servicios por más de 30 años.

Los ensayos que componen este volumen tienen un gran valor patrimonial e histórico para cualquier lector ávido por conocer la historia tan mediatizada de Cuba y su Revolución. Su lectura resulta urgentemente necesaria. En una época en que la tergiversación política resulta el método esencial para manipular a las masas, en que una élite de políticos cubanoamericanos promueve desde Estados Unidos medidas de férreo bloqueo económico que no nos dejan desarrollar el país que queremos, en que algunos —a millas de distancia y protegidos detrás de sus redes sociales— promueven el odio y la violencia contra los que «a cuenta y riesgo» decidimos permanecer en esta orilla, necesitamos textos como este, que vuelvan sobre la historia, un ejercicio oportuno que nunca será redundante.

enviar twitter facebook

Comentarios

1 realizados
Comentar
27 nov 2020 a la(s) 10:29 p.m.
JosePedro dijo:
Vale; importante referencia para la batalla de las ideas en las redes sociales. Sería importante, muy importante disponer lo en formato digital para poder adjuntar el Link a nuestras batallas para pulverizar con pruebas a quienes llenan de manipulación y mentiras la red y así los ajenos al diferendo cubano americano, puedan recibir evidencias de una fuente tan autorizada como el compañero Escalante, protagonista y cercano colaborador de la más alta dirección del país desde 1959 Hasta su jubilación en el siglo XXI. Gracias por tan genuino banco de hechos históricos!