Para leer ahora

Un libro con agallas

6 abr 2021
Por

«Hay que tener muchas agallas para tocar los temas que tocó Patricio en este libro». Así expresa Atilio Boron sus impresiones sobre un volumen editado por Ocean Sur: Notas sobre la Revolución Latinoamericana.

La obra es una versión ampliada y actualizada del trabajo teórico de Patricio Echegaray. Son sus notas personales sobre temas de gran importancia para la humanidad y, en especial, para los pueblos de Latinoamérica.

Patricio Echegaray —un peregrino investigador, al decir de Roberto Regalado— fue secretario general del Partido Comunista de la Argentina (PCA) desde 1989 hasta su muerte en 2017. Fue diputado de la ciudad de Buenos Aires, miembro fundador del Foro de São Paulo y del consejo editorial de la Revista Contexto Latinoamericano. Además, fue uno de los firmantes de la Carta de los Cinco, salida a la luz en 1990, donde se propuso el reto de reconstruir lo perdido.

En Notas sobre la Revolución Latinoamericana, Echegaray remarca el proceso de cambio que han experimentado, en las últimas décadas, las corrientes políticas e ideológicas de la izquierda latinoamericana, provocado por un mundo también cambiante e inestable. Partidos, organizaciones y movimientos políticos, identificados con el socialismo construido a partir de la Revolución de Octubre, se han visto afectados por olas de neoliberalismo desenfrenado.

El autor habla desde su experiencia, que se extiende a la experiencia de todos aquellos jóvenes criados bajo las premisas del socialismo. Sin embargo, los tiempos han cambiado y hay que repensar nuevas estrategias, nuevas tácticas y hasta nuevos objetivos por los que luchar. Eso es precisamente lo que enfrentó y lo que nos propone enfrentar Echegaray con su obra: (re)pensar las experiencias nacionales y (re)aprender a construir el ansiado sistema socialista.  

Sobre la base teórica del Manifiesto del Partido Comunista, recoge esta obra historias y reflexiones de América Latina, historias de Argentina, Cuba, Ecuador, El Salvador, Venezuela, Colombia, historias que son necesarias recordar para repensarlas y reconstruirlas. Reflexiones actualizadas sobre la relación marxismo-socialismo, notas sobre la Revolución Cubana, análisis de los procesos de emancipación y desarrollo social de Venezuela, Bolivia, Ecuador, entrevistas realizadas por el propio Echegaray a altos jefes del movimiento en Colombia, la situación política-social en Argentina; todas cavilaciones sobre acontecimientos de las últimas décadas que obligarán al lector a buscar nuevas perspectivas.

Señalamos el capítulo dedicado a Colombia, posiblemente el más fuerte de toda la obra. Echegaray capta la esencia de la guerrilla en Colombia, nos muestra la nación oculta bajo las miles de muertes que ocurren cada año, bajo la mano silenciosa del imperio que hace y deshace a su antojo, bajo el silencio insoportable que es imperativo quebrar. El autor camina cientos y cientos de kilómetros a través de la Amazonia para romper el silencio y convertir esta obra en símbolo de la solidaridad intelectual. Son pocos los estudiosos que se atrevieron a desentrañar el misterio colombiano y a mostrar la verdadera cara de las FARC-EP.

No obstante, Patricio Echegaray expone la América en su conjunto, narra todos los sucesos persiguiendo un único objetivo: demostrar que el marxismo sigue vivo y que es necesario rescatarlo y readaptarlo. Latinoamérica necesita una obra de este calibre, que explique las teorías fundamentales del marxismo con un nuevo enfoque político-social, que represente a las masas y que no repita el mismo discurso maniatado de antaño.

Este mosaico de notas, trabajos, investigaciones que brinda el autor nos ofrece la posibilidad de repasar y rememorar los movimientos más notables de nuestros revolucionarios para, de este modo, recuperar la confianza perdida (que comenzó con la caída de la URSS) y proyectarnos en función de la construcción de una nueva sociedad.

Ahí radica la importancia de este libro: en el debate, en la nueva mirada que podemos lanzar a sucesos pensados en su momento desde estereotipos y consignas vacías. Perdámonos en el desafío que nos ofrece Echegaray, rompamos el silencio sobre la realidad latinoamericana. Es necesario repensar nuestro continente como un único proceso revolucionario y no ceder el paso al imperturbable imperio. Como bien destaca Stella Calloni «somos el continente de mayor resistencia en el mundo». Nosotros somos RESISTENCIA.

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar