Para leer ahora

Simiente de la vida y la esperanza

4 feb 2020
Por

Una vez más nos sorprende Ocean Sur, esta vez con el libro de Aleida Guevara: MST. Simiente de la vida y la esperanza, una obra viva, conmovedora. Su autora, mayormente conocida por su padre, Ernesto Guevara, ha sabido labrarse un nombre propio en el mundo y sus contribuciones se han hecho notar. Médico de oficio y de alma, sin duda, Aleida Guevara se ha dado a la humanidad: ha cumplido varias misiones internacionalistas, algunas de ellas en Nicaragua y Angola, es colaboradora del Instituto de Amistad con los Pueblos, donde ha desarrollado una labor impecable, y es autora, por el momento, de dos libros de temáticas sociales, tan necesarios en estos tiempos.

En su primer viaje a Brasil la autora estuvo en contacto con la más cruda realidad de ese país: la pobreza, niños muriendo de hambre o a causa de enfermedades, trabajando en lugar de recibir una educación; en fin, una realidad completamente ajena a la suya propia, pero una realidad habitada de sujetos que no perderían la esperanza y que tenían motivos suficientes para luchar.

En Brasil, Aleida Guevara conoce un movimiento campesino que luchaba por su derecho a la tierra y al producto de su trabajo con el fin de ofrecerlo a la población más pobre y desposeída, el Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra de Brasil: «La razón principal del Movimiento Sin Tierra es luchar contra la pobreza en el campo y luchar contra la desigualdad social que hay en nuestra sociedad. Esa era y es nuestra meta».[1] Poco a poco, Guevara March fue familiarizándose con los ideales de estos sujetos, dispuestos a establecer un cambio en pos de la justicia social; comprendió que ellos eran, precisamente, la luz que necesitaba el país.

El Movimiento Sin Tierra (MST), como comúnmente es llamado, surge a finales de la década del 70 del siglo pasado como un movimiento de resistencia a la crisis y la dictadura. Ahora, se ha convertido en una organización social de gran importancia ya no solo para Brasil, sino para el mundo entero. El movimiento constituye un ejemplo, una demostración de que los grandes ideales nunca mueren, se amplifican, siempre y cuando se luche por ellos. Es un movimiento que demuestra que no importa el origen, el nivel social, ni el color de la piel, solo importa aquello que decidamos hacer con nuestras vidas; luchar por nuestras convicciones y por el bien social es un excelente camino a seguir.

Este libro, como bien lo especifica la autora, no es un análisis científico de la pobreza ni es su objetivo demostrar el desequilibrio de las riquezas mundiales (hecho más que conocido por todos); aquí hay historias, vivencias, experiencias personales narradas en un tono familiar, sencillo, humilde, que abriga, que abraza, que da calor humano.

La obra está estructurada en dos partes: una primera, que abarca la entrevista realizada a Joao Pedre Sterile, dirigente del MST, quien no solo nos cuenta la historia del movimiento, sus orígenes y desarrollo, sino también, sus cambios y las perspectivas para el futuro, los nuevos proyectos, enfoques, visiones; y una segunda parte, realmente conmovedora, que contiene entrevistas a varios integrantes del MST —aquí estamos como lectores, frente a frente al corazón de estas personas: sus ideas, sentimientos, sus miedos, sus odios, el amor fuerte, aferrado a sus convicciones.

Asimismo, el libro contiene al final unos anexos que completan la información obtenida, entre ellos, el Programa Agrario del MST y un texto titulado Saludos del Comandante Fidel Castro al 5to. Congreso del movimiento, lo que posibilita vislumbrar una interacción entre nuestros países basada en la solidaridad.

En un mundo en el que prima el caos, la violencia y la desigualdad, conocer la labor del MST es reconfortante. En efecto, es una organización inspiradora, una simiente de la vida y la esperanza, como bien lo define la autora. El MST es, sin duda, una guía al futuro, un futuro construido sobre la base de la justicia y la igualdad social, un futuro digno de personas como estas que integran el movimiento. Son estos hombres y mujeres las personas del mañana.



[1] Entrevista realizada por la autora al dirigente del MST, Joao Pedre Stedile.

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar