Actualidad

«Ser antimperialista es hacer todo lo posible para ser libre»

4 nov 2019
Por

Una marea tempestuosa mueve a América Latina. Al principio, las olas fueron pequeñas, no hacían estragos al chocar con las piedras de la orilla, sin embargo, con el paso del tiempo se fueron enfureciendo, ya no querían oír razones, solo allanar todo ese espacio robado al mar sin pedir permiso porque sí, porque alguien necesitaba más espacio para existir.

Así, ante esa fuerza inexorable de enfrentamientos  y certezas que vive nuestra región geográfica, padecemos y apoyamos al pueblo chileno en su lucha contra el neoliberalismo, escuchando con miedo mientras las noticias de desaparecidos y torturados nos remontan a un pasado terrible.

También sufrimos junto a Ecuador las consecuencias de apostar el futuro a manos del Fondo Monetario Internacional y nos encontramos en una suerte de impasse, a la espera de cuál será el próximo movimiento en el área económica del presidente Lenin Moreno, para lograr cumplir los plazos de sus acreedores.

Argentina, a su vez, nos llega como un faro de luz en el contexto actual del continente con la dupla Fernández-Fernández en la silla presidencial, como bien lo reafirmara el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, durante la clausura del «Encuentro Antimperialista de Solidaridad por la democracia y contra el Neoliberalismo».

Sobre este y otros temas conversó con Contexto Latinoamericano el comunicador, articulista y panelista ecuatoriano- brasileño, como el mismo se define, Amauri Chamorro.

¿Qué significa ser antimperialista en la actualidad?

Ser antimperialista es, ante todo, decidir ser libres. No hay como ser libres y estar subordinados a alguien que determina qué vas a hacer, en el sentido de pueblo y en el sentido del sujeto histórico. Antimperialista es la persona que está predeterminada a cumplir con lo que sea necesario para no estar subordinado a alguien, porque la relación de un imperio con sus colonias es de subordinación, nunca entre iguales.

¿Cuáles considera que son los retos de la izquierda en el escenario comunicacional actual?    

Lo primero es resignificarse. Nosotros tenemos una tendencia a ser muy aburridos. Nuestros layouts, diseños, los videos, incluso nuestro discurso no es el mejor y no hemos entendido a plenitud la utilización de los nuevos códigos para dialogar con una sociedad que cada vez más se desconecta de nuestros códigos iníciales. Tenemos que disputar la atención de las personas, ser más llamativos, atractivos, interesantes, no podemos actuar como si fuésemos una sociedad precelulares.

Sobre las causas de los estallidos sociales en Ecuador y Chile en líneas generales, Chamorro cree que en estos dos casos el pueblo salió a las calles de manera desorganizada a enfrentarse a un modelo económico.

Lo que motivó a la gente en ambas naciones tuvo un detónate similar, pero en el caso de Chile la gente viene de 30 años de explotación, mientras que Ecuador tuvo 10 años de una Revolución Ciudadana espectacular.

La gente sale a las calles cuando no se ven representadas, ni por el gobierno, ni por los partidos, ni por organizaciones sociales, algo que todavía persiste en Chile.

En cuanto a lo que ha ocurrido en Bolivia con la victoria tan cerrada de Evo Morales en las urnas, tenemos un desgaste natural de 10 años de un gobierno con un proceso comunicacional no tan eficiente.

El investigador hace referencia además a que la gestión de Morales ha sido algo cuestionada por una nueva sociedad, transformada, que tiene más poder de consumo, de mayor poder adquisitivo y que muchas veces no se identifica ni siquiera como indígena.

Hay una distancia entre ser indígena, antimperialista, luchar contra el capitalismo y un joven que viaja a Miami, que puede comprarse un celular.

Si no entendemos que la gente tiene una identidad distinta,  porque hubo un cambio demográfico, económico y social en Bolivia, va a seguir existiendo esa distancia».  

¿Y no hay una gratitud hacia todo lo logrado por Evo Morales?

En el mundo capitalista no existe gratitud. En Bolivia hay un modelo capitalista, en un país que intenta caminar hacia el socialismo, pero que sigue siendo capitalista. Cada cuatro años tú tienes que votar por un nuevo presidente de la República y compites con los grandes medios de comunicación. También, la gente que ha sido beneficiado por procesos profundos de redistribución de la riqueza y de reconocimiento de la identidad indígena plurinacional, no siente gratitud por eso. En las economías burguesas es indispensable dialogar y cautivar.


Nota: Amauri Chamorro es un Comunicador Social de la Universidad de Sorocaba, Brasil, con una maestría en Comunicación Política de la Universidad Autónoma de Barcelona y más de 20 años de experiencia en su área.

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar