Actualidad

¿Qué piensa el mundo sobre la política exterior de Donald Trump?

27 feb 2020
Por

El pasado mes de enero, el tanque pensante estadounidense Pew Research Center divulgó los resultados de una encuesta que tuvo como propósito  determinar cuál es la opinión de un grupo de países de la comunidad internacional sobre la política exterior de Donald Trump y su manejo de los asuntos internacionales. Según el estudio, fueron encuestadas 36 923 personas de 33 países de todos los continentes entre el 18 de mayo y 2 de octubre del 2019.

Fueron múltiples preguntas, pero las principales estuvieron dirigidas a precisar las opiniones de los encuestados sobre: si confiaban en la política exterior de Trump, cuáles son las medidas de política internacional más rechazadas y cómo comparan la gestión del mandatario estadounidense con relación a otros jefes de estado, principalmente de Europa.

Los resultados arrojaron que el 64% de los encuestados rechazan la política exterior de Donald Trump, lo que evidencia el profundo declive de su comportamiento político e imagen ante la comunidad internacional. Solamente es apoyado por encima del 50% en Filipinas, Israel, India y Polonia. Resulta importante destacar que este 64% es un dato relativo y no constituye un reflejo exacto del rechazo internacional que genera el presidente estadounidense debido a que la muestra seleccionada de 33 países contempla solamente a 3 naciones de nuestra área México, Brasil y Argentina.

Si esa misma pregunta, fuera formulada al resto de los estados latinoamericanos y caribeños el nivel de descrédito se incrementaría sustancialmente. Por lo tanto, cuando interpretemos estos datos debemos considerar que las opiniones negativas son exponencialmente superiores si la muestra fuera verdaderamente representativa. La política exterior de Trump y su imagen, solamente muestra una tendencia de opiniones positivas dentro de los sectores de derecha en determinados países como Hungría, Brasil, Polonia, Grecia e Italia donde se ha experimentado un incremento de los movimientos nacionalistas de ultraderecha que promueven el odio, el excepcionalismo, el racismo y el supremacismo. En esencia, visualizan en las políticas de Trump una inspiración y un modelo a seguir.       

Con relación a las políticas que más rechazo generan se encuentran: la decisión de aumentar los aranceles o tarifas de los bienes importados de otros países (68%); el retiro de los acuerdos internacionales sobre cambio climático (66%); la construcción del muro en la frontera entre los Estados Unidos y México (60%); disminución del flujo de inmigrantes a territorio estadounidense (55%) y la retirada del acuerdo nuclear iraní (52%). Estos resultados demuestran que la mayoría de las políticas en las que se ha involucrado personalmente Donald Trump son consideradas de manera negativa por la comunidad internacional y carecen de legitimidad a nivel global por sus consecuencias negativas para la paz y seguridad mundial.

Comparado con líderes mundiales como la canciller federal alemana, Angela Merkel, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el mandatario ruso, Vladimir Putin, el presidente estadounidense muestra los niveles de aceptación más bajos con solamente un 29%. En el caso de la Merkel muestra un 46%, Macron un 41% y Putin 33%, lo que evidencia también que a nivel global se consolida una tendencia al rechazo y crítica a los líderes políticos.

Los resultados también arrojaron que Trump recibe mucho más reprobaciones de la opinión pública mundial que los presidentes de Rusia y China, quienes, de manera contradictoria, son presentados por el establishment estadounidense como los grandes enemigos de Estados Unidos y el mundo. Sin embargo, esta muestra de encuestados incompleta de la comunidad de naciones está identificando a Trump como una fuente de insatisfacción a nivel global, lo que sin lugar a dudas afecta la imagen y construcción simbólica del denominado sueño americano.

Los datos arrojados por este estudio del Pew Research, son solamente un reflejo parcial de la crisis por la que atraviesa el papel y lugar de Estados Unidos en el mundo donde, de manera, descarnada trata de imponer su agenda global a golpe del chantaje político, las manipulaciones y las mentiras. La cara más visible de este declive es el presidente Trump, quien ha encarnado la versión más contraproducente y detestable del liderazgo estadounidense. Pero en definitiva, la esencia no es ni siquiera el propio Trump porque los fundamentos están en el proceso prolongado de crisis por el que atraviesa un imperio llamado Estados Unidos de América que viene mostrando señales muy evidentes de su incapacidad para imponerse por otros instrumentos que no sean la fuerza, el miedo y la coerción.


enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar