Para leer ahora

Nazim Hikmet, un nombre para recordar

20 mar 2019
Por

Vidas rebeldes es una colección creada por Ocean Sur que pone a disposición del lector la historia de personalidades que la derecha ha pretendido ocultar o mantener en el olvido por la radicalidad de su pensamiento y por sus luchas sociales.

Con estos títulos se podrán encontrar una cuidadosa selección de texos que, entre muchas otras metas, logra rescatar la historia de los revolucionarios, poetas y pensadores. Así, permite, una vez más, entregar a las venideras generaciones la obra de estas personalidades que, más que cualquier vocación, eran revolucionarios, rebeldes, que lucharon por la causa que consideraron justa y defendieron lo que creían correcto y necesario, aunque de diferentes maneras. Por la memoria de aquellos que no podemos olvidar y que influyen sobremanera en nuestra actualidad ha sido creada esta colección.

Contexto Latinoamericano, ha decido divulgar inicialmente cuatro títulos que se irán publicando paulatinamente: Nazim Hikmet, Ernesto Che Guevara, Louise Michel y Sacco y Vanzetti. 

Nazim Hikmet, compilación de Hernán F. Boeykens Larrain, compila la poesía de los momentos más marcados de la obra y vida del poeta turco: Primeros poemas (1929-1938), Poemas de la cárcel (1938-1951) y Poemas del exilio (1951-1963). La breve introducción del compilador discurre sobre la vida y las condiciones en las que escribe el autor, así como sobre la influencia que tuvo la Primera Guerra Mundial en su persona, obra y entorno familiar. Presenta, al final del libro, una lista de toda su obra poética, con los títulos que corresponden a su poesía, teatro, cuento y novela, así como bibliografía a consultar para ampliar el conocimiento sobre el autor y su obra.  

Nazim Hikmet nos llega como un revolucionario, marxista e influyente poeta que siempre defendió a los más desfavorecidos y obreros de la sociedad en la que vivió. El turco denuncia con más fuerza que nadie, la masacre producida por las bombas de Hirushima y Nagasaki.

Aunque su poesía está marcada mayormente por temas de corte social, también, en ocasiones, aparecen poemas de corte romántico como: “El gigante de ojos azules, la mujer pequeñita y la madreselva”, “Microcosmos”, “Sobre mi poesía”, “Sobre ti todavía”, entre otros.

Aunque en muchas ocasiones se exige un análisis inmanente de la obra de los artistas —en este caso, poeta—, para evitar falsas suposiciones e interpretaciones que lejos de enriquecer el texto, lo empobrecen; no es sensato en la obra de Hikmet dejar de lado su vida, puesto que ambas hilvanan el verdadero sentir y significado de su escritura.

Los cambios que afectaron a su país luego de la guerra, no le fueron ajenos. Se involucra en la lucha por la recuperación de Turquía y es uno de los activistas más comprometidos. Anatolia fue su primer aprendizaje, siendo joven e inexperto Hikmet experimentó en carne propia el hambre, la enfermedad y la desigualdad social. Es así que se identifica plenamente con los desfavorecidos a quienes, más tarde, daría voz en su poesía.

Poemas como “Las pupilas de los hambrientos”, “Mecanizarse” y “Descalzos”, resaltan por la renovación formal que pone de manifiesto. Luego del triunfo de la revolución de Mustafá, a la que pertenecía Hikmet, la literatura demoró en alcanzar su propia independencia y razón de ser. Fue precisamente Nazim, quien guió a los jóvenes por el sendero de una nueva intelectualidad en Turquía.

Sin embargo, las polémicas sobre lo nuevo y lo viejo en la literatura, terminan convirtiéndose en un problema político. Son cada vez más los detractores de Hikmet y finalmente es encarcelado sin motivo real de crimen. A su vez el poeta se declara comunista, lo cual es para el régimen regente un delito. Así, sus textos fueron prohibidos en Turquía durante mucho tiempo.

Para el escritor fue una satisfacción que estuvieran sus textos en boca de los prisioneros, a ellos les enseña pintura y literatura. Durante doce años de cárcel no dejó de ejercer la militancia. Este es otro momento en su poesía, con un tono más intimista, esta vez, con claras intenciones de hacer llegar un mensaje. Hikmet reflexiona sobre la vida, la muerte y el hombre mismo como ser, capaz de lograr la paz, la guerra, la belleza. Además persiste en su lucha por el socialismo con poemas como: “El enemigo”, “Pierre Loti” o “No nos dejan cantar”, por solo citar ejemplos.

Luego de su liberación continúa la persecusión y es obligado a un arresto domiliciliaron, lo cual provoca que abandone su país. Empieza entonces su etapa final en la escritura. Los elementos de viaje son frecuentes en esta etapa poética, la distancia, la nostalgia por su patria, serán líneas constatemente remarcadas en estos textos: “ Las abejas”, “Sobre el mar, una nube”, “La inmensa mayoría”, entre otros.

Solo pasando fugazmente por la vida y obra de Nazim Hikmet podemos percatarnos de que es un poeta para recordar, por demás, un revolucionario destacable que, no solo hizo visible a través de su escritura su visión y su defensa a los más humildes sino que actuó para lograr lo que su país necesitaba.

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar