Proposiciones

Mella de Cuba y de América Latina

9 mar 2018
Por

«Desconocen —y por eso no actúan—, que vivimos una hora importantísima en la historia de la humanidad, que hay una completa renovación de valores, que la historia espera nuevos Mirabeau, nuevos Dantón, nuevos Martí, nuevos Bolívar, que realicen nuevos ideales ya pensados y resueltos en las conciencias humanas por los precursores de la nueva era», así habla el joven Julio Antonio Mella a todos aquellos de su generación que no habían comprendido los peligros del imperialismo en América Latina.

El joven cubano, incansable luchador antimachadista, reconocía la necesidad de nuevos apóstoles, de nuevos héroes para el triunfo de la causa que nacería de la juventud universitaria de nuestra América.

En 1923, desde las páginas de la revista Alma Mater, alertaba:

[…] El ideal de Bolívar debe ser nuestra aspiración, el de Monroe es nuestra muerte. Los pueblos débiles de la América tenemos que escoger, entre caer en el seno de la gran constelación del Norte atraídos e hipnotizados por su grandeza, o fusionémonos como pequeños asteroides en un nuevo Congreso de Panamá. Esta fusión no tiene que ser política y definitiva, como aspiraba el Libertador; nuestro atraso lo impide; peor mientras más unidos estemos los pueblos débiles del Continente, aunque solo sea espiritualmente, más difícil le será al Corsario Rubio saquearnos y matarnos.

 

¿Quién era este joven que el 23 de mayo de 1919, con la edad de 16 años, iniciaba sus estudios de bachiller y que dos años después, en septiembre de 1921, ingresaría a la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana?

Sí, se trata del mismo Julio Antonio, el que la historia recoge como fundador de la revista Alma Mater en noviembre de 1922 y quien constituyó, en menos de un mes —20 de diciembre—, la entonces Federación Estudiantil Universitaria de La Habana (FEUH); el que tiene la idea de celebrar el Primer Congreso Nacional de Estudiantes; el fundador de la revista Juventud, el impulsor y gestor de la Universidad Popular «José Martí», el protagonista de la Reforma Universitaria, el presidente de la Federación Anticlerical y el fundador de la Confederación de Estudiantes de Cuba, el comunista que, junto a Carlos Baliño y otros compañeros rescató el legado martiano, y fundó el primer Partido Comunista de Cuba.

Por sus ideas revolucionarias, Mella es expulsado de la Universidad de La Habana y en noviembre de 1925 es detenido por la policía y llevado a la cárcel bajo la acusación de actos terroristas. Desde allí encabeza la huelga de hambre que lo inmortalizaría como ejemplo de perseverancia revolucionaria pero que, al mismo tiempo, provocaría un juicio político del PCC y su expulsión temporal, por considerarlo un acto individual que debió consultarse primero con la organización partidista.

Huye de Machado y sale hacia México, desde donde continúa su militancia, ahora en el Comité ejecutivo de la Liga Antiimperialista de las Américas y el Partido Comunista mexicano.

En marzo de 1927 visita la Unión Soviética, donde permanece varias semanas. En 1928 funda, en la Universidad de México, la Asociación de Estudiantes Proletarios. Publica artículos importantes en Tren Blindado, ¡Cuba libre! y El Machete. Cuando el 10 de enero de 1929 es asesinado por órdenes de Machado, es consciente, y así lo dice agonizando, que muere por la Revolución.

Hoy, cuando la juventud latinoamericana tiene ante sí los mismos peligros, sus palabras resurgen, como alegato constante:

Libertemos al pueblo, esa es la misión de la actual generación; es esclavo porque es ignorante de sus derechos, enseñémosle, vaciemos todos nuestros conocimientos sobre él, no dejemos que la educación clerical y la nacional le inyecten el veneno de la insinceridad y de la corrupción.

El corcel de la batalla espera enjaezado, partamos, no miremos hacia atrás; el arcaico y estéril «todo tiempo pasado fue mejor», ha sustituido el «todo tiempo futuro tiene que ser mejor», demostración efectiva de acción, de lucha; no hemos cambiado el sueño en el pasado por el sueño en el futuro, sino la lucha en el presente para hacer el futuro mejor.

enviar twitter facebook

Comentarios

1 realizados
Comentar
19 mar 2018 a la(s) 4:56 a.m.
Oswaldo Cantuña Mosquera dijo:
Lectura necesaria Gracias.