Actualidad

¿La tercera será la vencida para López Obrador?

27 abr 2017
Por

Faltan aún 15 meses para los comicios presidenciales, pero en México soplan aires electorales desde inicios de año, con la figura de un viejo conocido de los votantes como principal competidor. Se trata del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien aspirará por tercera vez a la presidencia, luego de haberlo hecho en las elecciones de 2006 y 2012.

En esta ocasión AMLO, como de forma abreviada se refieren a él los medios informativos y sus seguidores, competirá como candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el más joven de los partidos que participarán en los comicios y del cual es fundador y líder.

Ante su repetida presencia en el panorama electoral y la posición de ventaja que tempraneros sondeos le otorgan de cara a 2018, la pregunta de si el tercer intento será finalmente el que permita a López Obrador llegar a Los Pinos ronda los pensamientos de todos aquellos interesados por el acontecer de la nación azteca.

Podría pensarse que dos intentos fallidos habrían reducido el capital político del nacido en Tabasco y que su discurso y figura estarían desgastados de cara al electorado. Sin embargo, a juzgar por la concurrencia a sus mítines, el ascenso creciente de la militancia de Morena en la mayor parte del país y la pertinencia de gran parte de sus propuestas —que tocan temas medulares del México de hoy—, López Obrador parte como uno de los claros favoritos para suceder a Enrique Peña Nieto.

La más reciente encuesta así lo constató. Realizada por el diario El Universal y la encuestadora Buendía & Laredo, recoge que el partido del otrora Jefe de Gobierno de la Ciudad de México (2000-2006) marcha al frente en las preferencias electorales.

De acuerdo con ese instrumento, Morena tiene cerca de un 24% de la intención de voto, con lo cual, si bien no por mucho, aventaja a los tradicionales Partido Acción Nacional (PAN) y Partido Revolucionario Institucional (PRI), poseedores de un 23% y un 13% del indicador, respectivamente.

Otra encuesta efectuada a inicios de mes dio cuenta de que AMLO obtendría 33% de las preferencias electorales en una hipotética contienda con los preferidos para las candidaturas del resto de los partidos, aún no definidas.

Esto demuestra el peso y la influencia que la figura de López Obrador ejerce en amplios sectores de la sociedad mexicana, amén de que, para no pocos resulta un personaje muy controvertido por su comportamiento tras los dos comicios presidenciales a los que fue candidato, y por las diversas acusaciones de las que él y algunos de sus allegados políticos han sido objeto.

Por supuesto, el temprano favoritismo de Morena para hacerse con las riendas de México no es del agrado de los detentores tradicionales del poder en el país, ni del poderoso vecino, Estados Unidos.

En una audiencia en el Congreso de este último, el senador republicano John McCain reconoció, sin nombrarlo de forma directa, que si las elecciones mexicanas fuesen pronto AMLO sería el seguro ganador. A ello respondió el secretario de Seguridad Interna, John Kelly, afirmando que un presidente de izquierda en México no sería bueno para Estados Unidos o para el propio México.

El comentario, interpretado como advertencia y con claros visos de injerencia, fue criticado con dureza por López Obrador, que pidió a Washington mantenerse al margen de los comicios de 2018.

«No somos estadounidenses, tenemos un gran respeto por ese pueblo», aclaró el tabasqueño quizás para despreocupar a los que abogan por la permanencia de vínculos fuertes entre las dos naciones. No obstante, apuntó que sí está contra los gobiernos hegemónicos y que, de resultar presidente, mantendrá una relación respetuosa con el gobierno vecino, pero no una relación de subordinación.

«México es independiente y soberano, no es colonia de ningún país y vamos a definir bien esa relación», subrayó en uno de sus mítines.

El aclarar su postura respecto a los vínculos con Estados Unidos tal vez obedezca al propósito de desmentir las acusaciones y calificativos de las que es objeto.

Además de antiestadounidense, López Obrador es tildado de populista, poco eficaz en la gestión económica y muchas otras cosas que podrían dañar su imagen y lastrar sus pretensiones presidenciales, tal y como ocurrió en lo intentos anteriores.

En este sentido, pidió «que nadie se deje espantar». «Están reeditando la misma campaña del 2006, del 2012, para meter miedo a integrantes de clases medias y empresarios», aseguró semanas atrás ante cientos de simpatizantes en Ciudad de México, en el acto de firma del Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México.

Dicho documento funge como eje programático y plataforma política de Morena para las venideras elecciones. Ha logrado aglutinar varios sectores y organizaciones sociales, así como representantes y militantes de varias tendencias políticas, en pos de objetivos comunes que buscan lidiar con los principales problemas del país: pobreza, corrupción, seguridad e insuficiente crecimiento económico.

En opinión del exdiputado federal Alejandro del Castillo, Morena se convierte en un proyecto nacional y se posiciona con fuerza en torno a AMLO para las elecciones del año venidero. Sin embargo, según argumentó en entrevista con la agencia Prensa Latina: «el pueblo mexicano deberá estar preparado para defender un gobierno alternativo frente a intereses nacionales y foráneos opuestos al cambio y comprometidos con la situación actual del país».

Por ende, en sintonía con del Castillo, que además consideró que el líder izquierdista es transparente y por ello es blanco de campañas y calumnias, la tercera será la vencida para López Obrador solo si el pueblo así lo escoge y defiende.

Las acusaciones mediáticas y las tretas políticas se sucederán unas a otras hasta la celebración de los comicios. Del pueblo depende no dejarse engañar por lo falso, y del aspirante continuar mostrándose y consolidarse como la mejor alternativa a un sistema político e institucional con el que gran parte de los mexicanos están insatisfechos.

 

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar