Para leer ahora

La complejidad cultural. A propósito de Graziella Pogolotti

30 ene 2019
Por

El libro Pensar para hacer. Cultura y sociedad en Cuba, compilado por Yosvany Montano Garrido bajo el sello editorial Ocean Sur, recoge una serie de textos periodísticos de Graziella Pogolotti publicados semanalmente en los periódicos cubanos Juventud Rebelde y Granma entre agosto de 2015 y octubre de 2017.

Graziella Pogolotti es una destacada y admirada crítica y ensayista cubana. Durante 40 años se desempeñó como profesora de la Universidad de La Habana, además de ser asesora de la Biblioteca Nacional Jose Martí. Actualmente preside la fundación Alejo Carpentier. Entre sus publicaciones destacan: El rasguño de la piedra (2011), Dinosauria soy (2011) y En busca del unicornio (2015), por solo mencionar tres de ellas.

El libro está estructurado por bloques temáticos y no de manera cronológica: Cultura vs. instinto, La imaginación sociológica, El desafío de la complejidad y Hacia una memoria cultural, son los cuatro acápites que contienen un total de 44 textos relativamente breves —lo que una columna periodística permite—, analizando temas sumamente importantes y polémicos. La compilación sigue una línea que permite brindar al lector una reflexión acerca de la cultura en Cuba e interiorizar la importancia de «los antepasados» para la conformación de una identidad propia en constante evolución. También debate sobre otros temas como la influencia de la tecnología y el auge que toma con el paso del tiempo, así, nos propone una lectura renovadora de nuestra actualidad.

El primer apartado temático incluye artículos orientados fundamentalmente al análisis del efecto de la tecnología en la actualidad, mostrando una doble cara del fenómeno en tanto es necesaria como manifestación de avance, herramienta de trabajo, para brindar facilidades y agilizar procesos que tardarían bastante más tiempo en llevarse a cabo. Por otra parte, en el mundo de hoy, la tecnología nos consume, vivimos con un teléfono celular como apéndice de nuestro cuerpo y la interacción humana es cada vez menor. Por si fuera poco, como comenta la propia Graziella, los niños desde edades muy tempranas están teniendo contacto con este universo de maquinarias y dispositivos inteligentes por comodidad de los propios padres. Consecuencia de ello, tardan más en el desarrollo de habilidades y el aprendizaje correcto, parecerían eventualmente, niños idiotizados a la manera de Horacio Quiroga. Se advierte a través de estos textos, la necesidad de la interacción social, al igual que lo hicieron los antiguos al crear una comunidad interactiva.

Otro de los temas desarrollados en este apartado es la noción de cultura como expresión de un pueblo, resistente a cambios y teniendo en cuenta la evolución de la misma. Recrimina la reducción de la cultura a la música, el cine, artes visuales,  el teatro y amplía su diapasión incluyendo la industria del libro, la importancia de la crítica literaria y promoviendo la lectura como sustancial fuente de enriquecimiento.

En La imaginación sociológica comenta sobre todo la necesidad de la profesionalización de los jóvenes, especialmente los que se desarrollan en el ámbito de la cultura; como ejemplo, menciona el periodismo y cómo, con el paso de los años, devino en prensa amarillista. Los periodistas deben ser y son elemento primordial de la contrucción cultural de un país, por tanto, tienen que formarse como íntegros intelectuales. Se necesita un periodismo a la manera de Martí, Nájera, Casal, quienes en sus inicios elevaron la crónica como género literario e hicieron de esta un elemento sumamente significativo en la identidad nacional de aquel momento. Debemos rescatar la crítica consciente y la reflexión sobre temas realmente necesarios, sobre todo, en función de lograr un ejercicio profesional exitoso donde debe mediar el código de la ética.

La tercera sección incluye textos que realizan la necesaria vinculación entre el arte y la política. Así como el primero ha sido un medio para difundir la política, lo ha sido la religión, y a través de la manipulación mediática en un mundo donde importan tanto los medios de comunicación, es la vía más inmediata para lograr la movilización de masas. Por ello, se necesita que los profesionales estén al tanto del mundo circundante, para poder formar juicios de valor correctos.

Por último, en Hacia una memoria cultural, se incluyen artículos que tributan a la reivindicación de figuras como Marcelo Pogolotti, José Martí, Rubén Martínez Villena, Che, Antonio Guiteras Holmes, Fidel Castro y otros intelectuales como Alejo Carpentier, Fernando Ortiz, Nicolás Guillén, José Zacarías Tallet, Regino Pedroso, Emilio Ballagas, que de diferentes formas contribuyeron a la formación de la cultura nacional, nutriéndose de la historia de nuestro país. De esta manera, Graziella rescata parte de nuestras tradiciones sin dejar de prestar atención a la actualidad y de resaltar la importancia que hoy debemos brindarle a cada uno de estos sectores que construyen la cultura contemporánea y venidera.

Releer a Graziella Pogolotti, ahora en un libro impreso, implica continuar un viaje en el que raíces culturales, identidad y sentido del momento histórico y actual se dan la mano para invitarnos, e invitarte, a pensar para hacer en la Cuba desde hoy, desde la cultura, y la sociedad misma.    

enviar twitter facebook

Comentarios

2 realizados
Comentar
31 ene 2019 a la(s) 9:07 p.m.
Yarlenis Ileinis Mestre Malfrán dijo:
Dónde se consigue este libro? Está a la venta?
1 feb 2019 a la(s) 3:48 p.m.
Contexto Latinoamericano dijo:
En respuesta a: Yarlenis Ileinis Mestre Malfrán
Próximamente estará a la venta en la Feria del Libro de La Habana.