Para leer ahora

Habana: pasión en sus 500

1 mar 2019
Por

Habana Pasión, bajo el sello editorial Ocean Sur y autoría de Gabriel Dávalos, no solo despliega el talento del fotógrafo, sino la exquisitez y el arte de bailarines y bailarinas, protagonistas del volumen.

El libro está dividido en tres secciones: Habana clásica, Habana moderna y Habana íntima. La primera de ellas, cuenta con las colaboraciones de los principales bailarines del Ballet Nacional de Cuba y algunos de la compañía Acosta Dance. Sus poses de ballet clásico, su esbeltez y perfección, contrastan con las calles de nuestra ciudad, tan ecléctica que la diferencia es sumamente notoria. Igualmente, Dávalos escoge para esta sesión espacios —que son, diríamos— “clásicos” en nuestra ciudad, y entendamos clásico en el sentido de antiguo: el Castillo del Morro, La Plaza de la Catedral, la Calzada del Cerro, calles como Neptuno, San Lázaro, 5ta avenida, el Malecón habanero o el Parque Metropolitano.

La segunda sección, Habana moderna, muestra principalmente artistas que se desempeñan en el baile contemporáneo. Incluye, bailarines de distintas compañías bien prestigiosas como Havana Queens, Habana Compas Dance y los artistas independientes Delia Ceruti y Elier Lima. En esta sesión, como su nombre lo indica, destaca lo moderno. Las figuras ya no son hieráticas; presentan multiplicidad e innovación en las formas que se fusionan con el espacio. Los lugares escogidos también son sinónimos de modernidad: el Capitolio, la Estación de Trenes —ya que fue el ferrocarril en su momento uno de los emblemas modernos más recurrentes—, la avenida 51, el Centro Deportivo Jesús Menéndez, entre otros.

Por último, en Habana íntima, es donde tanto el fotógrafo hace gala de su creatividad y gusto. Es esta una sección sensual y sumamente artística, donde bailarinas clásicas nuevamente hacen despliegue de ese «otro talento» ante las cámaras. Muestran, a través de figuras clásicas, esta vez en solitario, una intensa sensualidad, al revelar sus cuerpos semidesnudos al objetivo de la cámara en las calles más “íntimas” de La Habana. Asimismo, los espacios formaron parte de la complicidad de los artistas. Lugares como el Fanguito (barrio popular al fondo del puente Almendares), el edificio conocido como El Hueco (Edificio Arcos, 19 y F), azoteas, rocas de La Puntilla, portales de la Universidad de La Habana, o las barriadas Los Sitios y Cerro adentro, complementan la intensión de esta sección.

Su autor es un joven y reconocido fotógrafo que ha ganado varias distinciones por su especialización en la fotografía de la danza, especialmente en las categorías de In ballet Class y Portrait, en las que fue galardonado en el Concurso Internacional de Fotografía Anna Pavlova Ballet, en 2016.

A través de este libro se aúnan dos grandes artes: la fotografía y el baile, especialmente el clásico. Gabriel se reafirma, una y otra vez, como fotógrafo de la danza, sumamente competente y creativo, que realza las cualidades de sus bailarinas y bailarines; presentando de esta forma, un producto increíblemente rico en el aspecto formal y en el artístico.

Ocean Sur, con un exquisito diseño editorial, propone un libro en el que «bailarinas y bailarines han tomado la ciudad. Irrumpen en ella con un estilo clásico, moderno, íntimo. El fotógrafo se mantiene a la espera. Sigue sus pasos por barrios insospechados, azoteas maltrechas, místicos monumentos. Tiene la cámara lista y logra captar expresiones, movimientos y una Habana que resulta exótica, intensa, apasionada».

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar