Proposiciones

Estatuas vivientes*

17 sep 2020
Por

Como otras capitales del mundo, la Ciudad de Guatemala cuenta con estatuas vivientes. Cada artista tiene el reto de convencer al transeúnte que su mutismo y vestimenta merecen ser recompensados con al menos un quetzal (0,12 centavos de dólar).

Bajo el sol y sin pronunciar ni una palabra, los seres representan a un pirata, corsario, dandy, guerrero, policía, al hombre araña o al mismísimo transformer Optimus.

Por regla, solo sonríen, saludan o se mueven después de que alguien les regala una moneda o billete. Esos maniquíes humanos hacen su labor los sábados y domingos, cuando el Paseo de la Sexta Avenida es un hervidero.

Como en cualquier profesión u oficio, unos brillan más que otros por su talento y originalidad. Eso se evidencia en los diseños de vestuario seleccionados o en las transiciones que logran como artistas silentes.

De ese modo ellos se ganan parte del pan, mientras el transeúnte se complace con la singular puesta en escena cuando hace una parada en el trayecto peatonal, extendido desde la 18 calle hasta la Plaza de la Constitución.


Tomado del libro: Guatemala a segunda vista. Esencias culturales (Ocean Sur, 2020).

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar