Actualidad

El regreso de Cristina Fernández al ruedo político argentino

7 jul 2017
Por

El regreso de Cristina Fernández al escenario político argentino ofrece una oportunidad a quienes apostaron todo al empresario neoliberal Mauricio Macri. Presentada como toda una estrella de rock en  la cancha del Estadio de Arsenal, CFK, como es conocida en el ámbito político de la nación sudamericana, presentó una alianza nueva llamada Frente Ciudadano.

Conscientes de los errores, tanto Cristina Fernández como los militantes que la siguen, hablaron en esta ocasión a aquellos que no optaron por su representante en las pasadas elecciones generales y en las primarias previas. Su discurso fue corto pero emotivo y demostró con hechos el daño que le ha causado al país Macri.

Pasó con los aliados a CFK lo mismo que con el Partido de los Trabajadores de Brasil de LuizInácio Lula y DilmaRousseff.

Se dieron cuenta que hay que ir a la base, hablarle e incluirla en un proyecto nacional cuando se está en el gobierno. Varios mandatos después si se aclimatan a los cómodos pasillos de las casas presidenciales y se olvidan de sus votantes, estos, lógicamente pasan factura, aunque después reflejen un dejo de arrepentimiento.

Tal y como señaló el politólogo argentino Esteban De Gori hay que tener en cuenta que: «A CFK le sienta cómodo el espacio público. Pisa fuerte en un escenario político que ha borrado las fronteras entre información, entretenimiento y privacidad. En ese show colectivo toma el centro del ring, mientras que a Macri esto lo incomoda. El presidente no ve sentido a la movilización, considera que fueron «acarreados» o que se trata simplemente de  fanáticos».

De lo que sí no hay dudas es que el capital político de la expresidenta aumenta ante el descontento popular minado por las medidas neoliberales de Macri. Muchos consideraron que su desgaste de la senadora podía frenar su presentación. Sin embargo, los mismos que votaron a Macri, por ser el candidato de lo “diferente” ahora están seguros que Cristina Fernández es la esperanza del cambio.

La conexión entre el pueblo y Cristina Fernández y todo lo que representa tendrá sus frutos para moldear el futuro del país en el mediano plazo. La masividad y el recuerdo de lo perdido han fortalecido el liderazgo de Fernández. La exmandataria se ha levantado cual ave fénix ante las incontables campañas mediáticas y judiciales en contra suya y de su familia. En su intento por “despedazar” los cambios experimentados en la Argentina de los Kirchner los medios de comunicación apuntaron todo lo que pudiera bajarla del carro de la popularidad. Ese intento  estratégico funcionó como una maquinaria muy bien engrasada al inicio del mandato de Macri. Sin embargo, los altos índices de desempleo, la inseguridad, el viraje hacia el Norte y otros males profesados por el actual gobierno, le sirven en bandeja de plata el regreso casi triunfal de CFK.

Destruir el liderazgo de Cristina Fernández o cualquier allegado fue una constante para la derecha. Por eso muchos medios como Clarín y La Nación, de fuerte circulación nacional, se desentendieron del acto en el cual Fernández anunció su regreso a la vida política. En ese empeño ocultaron las «grietas» de la administración macrista y su tristemente célebre «ejército de desempleados» y los ya normales tarifazos.

Cristina Fernández viene a representar también una nueva manera de hacer política dentro de la corriente kirchnerista. Se ha tomado un descanso de los escenarios políticos y ha tomado nota del descontento popular actual, un arma de doble filo que en algún momento de su mandato también le pasó factura. Por lo pronto, usa el marketing político a su antojo y se mueve con facilidad y gracia, si se quiere, en un panorama que conoce de sobra.

El clima en la Argentina de estos días se caldea ante el menor intento de algunas fuerzas políticas de recuperar el tiempo perdido. La presentación de Frente Ciudadano es solo un primer paso en una carrera que se antoja difícil, mas no imposible.

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar