Contrapunteo

Chile: el alumno aventajado del neoliberalismo

25 oct 2019
Por

«Estamos absolutamente sobrepasados, es como una invasión extranjera, alienígena, no sé como se dice, y vamos a tener que disminuir nuestros privilegios y compartir con los demás», alegaba, con «gran pesar», nada más y nada menos que la primera dama de Chile, Cecilia Morel, en un mensaje de WhatsApp que ya se ha hecho viral por su frivolidad y falta de humanidad ante la situación tan precaria que enfrenta este territorio

Morel es, sin duda alguna, la viva imagen de las clases privilegiadas de ese país de supuesta estabilidad económica, y que escondía muy dentro las cifras que demuestran que se trata de una de las naciones más desiguales del mundo.

Chile, encierra en su esencia una formación idiosincrática altamente clasista y estratificada, donde se reverencian los apellidos raros y las personas con altos estándares de vida miran por encima del hombre, a esos que tuvieron «la mala suerte» de no nacer en cuna de oro.

Sin embargo, mientras muchos se preguntan, ¿por qué estallaron en estos momentos tales procesos de descontento social? Yo me cuestiono, ¿por qué el pueblo chileno se demoró tanto en salir  a luchar por sus derechos? O podría preguntarme también: ¿Por qué pudo ser elegido Sebastián Piñera como presidente?

Vivimos momentos extremadamente complejos en América Latina. Chile es noticia hace unos pocos días, sin embargo, semanas atrás, los titulares eran acaparados por los movimientos indígenas en Ecuador, esos que también estaban luchando por sus exiguos derechos.

Se mueven las clases más desfavorecidas, buscan estrechar la brecha que los separa de los dominantes, ese pequeño porciento que retiene los grandes beneficios económicos derivados del trabajo de millones de personas, pero la realidad es que alcanzar ese cometido lleva una preparación político-ideológica, que al menos no está lograda en el centro del mundo. El caso de Chile no parece que vaya a ser diferente.

Para el académico de la Universidad de Chicago y coautor de Por qué fracasan los países: Los orígenes del poder, la prosperidad y la pobrezaJames Robinson, en una entrevista con el diario La Tercera PM: «Lo que sabemos en las ciencias sociales es que es difícil que las personas se coordinen, excepto que ocurra un hito específico que entregue el pretexto para organizarse de una forma más masiva». ¿Serán suficientes 30 años de explotación?

Por desgracia, en medio de esta lamentable situación que ya arriba a 18 fallecidos, los medios de comunicación de derecha se han empeñado en vender una visión negativa de estas protestas, tratando a los manifestantes de vándalos, para desviar la atención del verdadero detonante de sus acciones.

El aumento del pasaje del metro en Chile y la proclamación del decreto 883 en Ecuador, fueron solo la gota que colmó el vaso de miles de personas que posee muy bajos ingresos y deben responder a una ley del mercado despiadada y neoliberal que trata a los seres humanos como simples mercancías desechables.

Es muy fácil para Ceclia Morel, sentirse «alcanzada» con la situación que enfrenta su país cuando no son sus hijos los que tiene que recurrir a grandes préstamos bancarios para poder lograr una carrera universitaria, en el mejor de los casos. No es raro que para ella el pueblo sea «alienígena», ya que, sin dudas, vive en otro planeta.

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar