Para leer ahora

Camilo, siempre en la Vanguardia

18 ene 2019
Por

Este semana se presentó, como parte del Foro Juvenil La Revolución Cubana. 60 años de historia, la Colección Vanguardia, de la editorial Ocean Sur.

Entre los ocho títulos que integran la propuesta no podía faltar uno que, a mi juicio, todavía la historiografía cubana está en deuda con él: Camilo Cienfuegos.

La compilación llega de manos de la investigadora Daniela Fernández Falcón, graduada de Licenciatura en Historia en la Universidad de La Habana en el año 2014, quien desde ese año hasta la fecha, ha investigado la vida y obra de Camilo Cienfuegos, desde el Instituto de Historia de Cuba. Esta es su segunda obra, el primero, Camilo Cienfuegos. Diario de un joven revolucionario, contiene cartas que escribió en sus viajes por Estados Unidos y México antes de convertirse en expedicionario del yate Granma y uno de los líderes guerrilleros más carismáticos y comprometidos del Ejército Rebelde.

Esta vez, la joven compiladora va un poco más allá y nos entrega, en dos momentos, parte importante del pensamiento revolucionario de Camilo. Para ello, estructuró una primera parte en la que aparecen un artículo publicado en La voz de Cuba —periódico de la inmigración cubana en Miami, como protesta frente al golpe de Estado de 1952—, tres cartas dirigidas a amigos y familiares en las que se aprecia un proceso de madurez revolucionaria y un informe que elaboró durante la invasión de Oriente a Occidente, una hazaña estratégica de la lucha guerrillera que protagonizó junto al Che Guevara y que fue determinante en el triunfo de las luchas por la independencia de Cuba.

La segunda parte contiene discursos y entrevistas que tuvieron lugar en 1959, incluyendo su última alocución al pueblo de Cuba, apenas dos días antes de su desaparición física.

El libro nos acerca al pensamiento de un hombre a quien a veces asociamos únicamente con el icónico rostro debajo de un sombrero alón o con la eterna sonrisa a prueba de adversidades. En los textos redescubriremos a un profundo joven habanero que, envuelto en la vorágine revolucionaria, va asumiendo tareas como guerrillero, como Comandante, como líder de un pueblo.

Se aprecia que, además de la amistad que desde los primeros días lo unió al Che Guevara, Camilo le era incondicional al líder de la Revolución Cubana. Más allá del «¿Voy bien Camilo?», que ha pasado a ser parte del refranero popular, quedan las letras que desde la Sierra Maestra escribiera el Héroe de Yaguajay, al conocer su ascenso a los grados de Comandante: «Gracias por darme la oportunidad de servir más a esta dignísima causa por la cual siempre estaré  dispuesto a dar la vida. Gracias por darme la oportunidad de ser más útil a nuestra sufrida Patria. Más fácil me será dejar de respirar que dejar de ser fiel a su confianza».

El libro, aunque parte de una colección, tiene valores propios —como lo tiene cada una de las figuras que integran esta vanguardia revolucionaria. Es un libro breve, como para llevar, rápido para leer, pero esencial para comprender los valores de un hombre que es parte insustituible en la historia reciente de Cuba. Culminamos la invitación a su lectura, con palabras de la propia Daniela:

Los jóvenes cubanos y latinoamericanos debemos recordarlo así, lleno de matices que lo convierten en una de las figuras dignas de admiración de las tantas que vivieron ese período. Es por ello que en este libro se presentarán textos que muestran lo más relevante de sus ideas revolucionarias y ante todo patrióticas. Pretendemos revelar la evolución de su pensamiento y de sus actos, que lo llevaron de ser un joven sin aparentes preocupaciones políticas, aunque con un profundo sentido de la justicia, a convertirse en un líder guerrillero, en el Comandante Camilo Cienfuegos.

 

 

enviar twitter facebook

Comentarios

0 realizados
Comentar