Lo primero es la desigualdad

La distribución de tierras en Latinoamérica es la peor en el mundo. El dato surge de una investigación de la ong Oxfam. En Argentina, el 1 por ciento concentra el 36 por ciento de la tierra.